Planes para un fin de semana diferente en Barcelona .




Algunas veces cuando me subo al avión para viajar a Barcelona, ya no me lo tomo como un viaje en sí, sino casi como una vuelta a lugares que tengo integrados ya en mi vida y casi el día a día. 

No sé ya cuántas veces he viajado a Barcelona para pasar unos cuantos días de vacaciones entre amigos. Creo que si cuento pueden ser más de 100, así que como imaginarás ya es como una segunda casa para mi.

En muchos de mis viajes a Barcelona evito los recorridos más turísticos. En ocasiones porque ya lo tengo muy visto. Sin embargo, otras veces salgo a buscar el bullicio de la ciudad y ese mogollón de gente que camina por la calle en horas punta, algo que no tengo al vivir en ciudades más tranquilas. Aunque también reconozco que en algunos momentos viajar en metro me cansa un poco y tengo esa sensación de que la gente, al bajar las escaleras, se apaga.

En este post te contaré cómo fue mi último fin de semana en Barcelona. Como te decía antes, siempre son diferentes y procuro que así sea, para que la ciudad me sorprenda cada vez que la visito.

Durante mis tres días en Barcelona aproveché para ver a varios de mis amigos y conocer lugares donde comer, tomar un café o quedarme a dormir con unas vistas espectaculares.

El primer día estuve de paseo por el barrio gótico con mi amigo Manoel que, como buen conocedor de su ciudad, sabe todos los rincones y mil curiosidades históricas de Barcelona. En el barrio gótico estuvimos paseando y descubriendo lugares como MUHBA Temple d’August o el archivo de la corona de Aragón que esta en la Plaza del Rey, un lugar que me encanta, localizado en la parte posterior de la Catedral de Barcelona





Muy cerca de aquí descubrí un muro muy chulo, en la plaza Isidre Nonell, donde un enorme beso se ve desde lo lejos. Se trata del fotomosaico creado por Fontcuberta titulado “El mundo nace en cada beso”. Por supuesto, no dudé dos veces en hacerme una de mis fotos con las paredes.

El Gótico es un barrio para dejarte llevar por sus calles. Siempre encontrarás rincones de lo más fotogénico, por no hablar del entorno de la Catedral, que es fantástico y con poca gente. Te hace creer que estás dentro de un cuento.

Muy cerca de la Plaça de Sant Jaume, en el Carrer de la Ciutat, han abierto un nuevo café que se llama Black remedy . Un local super chulo donde puedes tomarte desde un café hecho con todo el cuidado del mundo a unos estupendos sandwich con un rollito muy de Nueva York o Londres. En el menú tienes carnes ahumadas con mucha calma, puedes probar su pulled pork o el roast beef ahumados por ellos mismos durante horas, o ensaladas de lo más variado que las presentan bajo el sello Signature Salads.









Una estupenda elección este lugar, donde además de una cuidada decoración y espacios amplios, puedes tomarte varios tipos de cafés o postres. En mi caso, no pude resistir la tentación de tomarme dos postres, si… un carrot cake espectacular y un cheesecake que está para repetir cada tarde.

El Black remedy es el típico lugar al que iría frecuentemente si viviese en Barcelona, puesto que además de buena calidad de productos, es un lugar súper cómodo, con mesas altas para trabajar mientras tomas un café o comes algo. Así que si vas, ya me contarás tu experiencia.

Y saltando por la ciudad me fui a otro barrio que cada vez me gusta más. Poble Nou tiene un encanto especial, quizás porque viven alli dos amigas, Laura y Estela. Cada vez que vuelvo a Barcelona me descubren nuevos lugares en este barrio pegado al mar, con la playa de Bogatell o la Playa de la Mar Bella que en verano tienen un ambiente fantástico.



En Poblenou, con Estela descubrí el Espai Joliu en el Carrer de Badajoz, uno de esos locales que creo que algún día podría llegar a montar yo. Una parte tienda de libros, otra es tienda de cactus y plantas y por otro, un café con un toque vintage muy chulo. Nos tomamos un café y nos pusimos un poco al día, muy a gusto entre los libros, las paredes con esa pintura desconchada con mucho cuidado y los libros de fotografía y pintura. Sin duda otro lugar que puedes anotar en la agenda.







Pasear por la Rambla de Poble Nou también es muy interesante, ya que se ve vida de ciudad, pero no el bullicio del centro, sino este toque de barrio de pueblo que le da un encanto especial. 

Si te gustan los productos portugueses, que ya sabes que yo tengo cierto olfato para encontrar lugares donde venden los típicos pasteles de nata, en una de las paralelas a la Rambla de Poblenou, en la encantadora calle de María Aguiló, encontrarás O Lusitano, una tienda donde venden productos portugueses, principalmente vinos y licores, pero también conservas, bacalao o bolleria.



Saltando otra vez por la ciudad y sin dejar de ver el mar, puedes ir hasta la otra punta de la ciudad en la zona del puerto. Con acceso desde la Barceloneta está la playa de San Sebastia y el imponente hotel W, todo un lujo al borde del mar, y sin duda uno de los hoteles urbanos mas espectaculares que conozco.

El edificio del Hotel W está construido al borde del mar con forma de vela y todo acristalado, con los detalles que te puedes imaginar de un hotel de 5* con todas las comodidades posibles.

Además de las espectaculares vistas de todas sus habitaciones y un equipamiento súper moderno, también tiene varios restaurantes, discoteca, terrazas donde organizan fiestas mega top a lo largo de todo el año, aprovechando que Barcelona es una de las principales ciudades turísticas de Europa y cuenta con un clima estupendo.










Y para terminar este paseo de fin de semana, vuelvo a saltar en el mapa de Barcelona y me voy al barrio de Gracia a cenar con mi amigo David, con el que, buscando por las calles, encontré El colmado de Gracia. Allí cenamos algo y nos pusimos al día de nuestros viajes y proyectos personales. De este local, la comida está rica y a un precio decente, pero os dejo una foto de su baño, con algo que me encantó: una lampara hecha con una escoba y el jabón en pastilla con un rallador manual, súper original





En fin, que otro día os contaré una nueva ruta por esta ciudad que tanto me gusta, y donde el tiempo se me pasa volando. Cuando me subo al avión para volver a casa ya estoy pensando cuándo será mi próxima visita… o cuál será mi próxima casa.



Buscador de Hoteles

Booking.com

1 comentario:

  1. Hola Alberto, me ha gustado recorrer tus lugares de Barcelona, a ver si en mi próxima visita puedo pasarme por alguno que aún no conozco. En el facebook te he dejado un enlace a un post que publiqué sobre la calle de Aiguafreda en el barrio de Horta y que te transporta literalmente a otro tiempo. Diles a tus amigos que en tu próximo viaje a Barcelona te lleven a conocerla, vas a disfrutar de lo lindo afotando y haciendote "fotos de pared".
    Un abrazo

    ResponderEliminar